2 de marzo del 2018

iglesia-sunset-miami-kids-corner.jpg

Clase dominical

Nuestro currículo se titula Estudios Bíblicos para la Vida.  Las lecciones de esta semana son:

Pre-escolar (Español): Simeón y Ana conocieron a Jesús

Pre-escolar (Inglés): Jesus Fed the People

Primaria (Todos): Jesus Fed the People/ Jesús alimentó a la gente

Le recomendamos que tome un tiempo para revisar las páginas de actividades que su hijo(s) lleva a casa. En estas páginas usted encontrará la historia bíblica practicada en clase, el versículo bíblico sugerido para ejercitar con sus niños e instrucciones sobre cómo descargar la aplicación “Bible Studies for Life”.

¡Nos encanta ver a sus hijos en las clases dominicales! En Sunset creemos que la clave para mantener lazos fuertes entre sus compañeros de clases y sus profesores recae en la frecuencia en que éstos asisten a sus clases. ¡Esperamos verlos el Domingo!

Reconocimentos

-Juliet Alonso celebró su cumpleaños el 27 de febrero.
-Audrey Harris tuvo algunas palabras amables para algunos niños con una petición de oración.
-Jayce Kiddoe ayudó a la clase a aprender una nueva canción.
-Oliver Lowrance respondió preguntas en clase.
-Isaac Mena
cumple años el 5 de marzo.
-Diego Negrin participó en clase y siguió las indicaciones del maestro.
-Jerlly Puerta cumple años el 5 de marzo.
-Albert Paul Valdes participó en clase y siguió las instrucciones del maestro.
-Sammy Pino fue una excelente ayudante de clase.
-Lyla Sensing fue una excelente ayudante de clase.
-Lucas Solórzano fue un excelente ayudante de clase.
-Dayleen Valdes participó en clase y siguió las instrucciones del maestro.
-La clase preescolar contó con la participación de: Brayleigh Harris, Alexis Kiddoe, Nelly Martínez, Jayce Kiddoe, Levi Parsard, Maya Pino, Sammy Pino, Lyla Sensing, Lucas Solórzano y Olivia Suárez.

Marque su calendario

Domingo
Clase Bíblica 

Miércoles
AWANA 

4 de marzo
Noche familiar para el mes de la historia afroamericana 

11 de marzo
El horario de verano comienza

11 de marzo
Picnic de grados 3ro – 5to


Para los padres

Como padres, constantemente nos esforzamos por criar niños emocionalmente sanos, ¿no? Hacemos nuestro mejor esfuerzo para brindarles a nuestros niños ambientes hogareños seguros y de apoyo donde se expresan las palabras de amor, se practican actos de bondad todos los días, y la misericordia, la gracia y el perdón fluyen libremente. Hacemos que nuestra prioridad parental sea atender las necesidades físicas, emocionales, espirituales, intelectuales y sociales de nuestros hijos

Pero, por más que intentemos, sin importar cuán diligentes seamos para proteger a nuestros niños de cualquier daño y protegerlos de las tormentas de la vida, sabemos que están llegando tempestades. No es culpa nuestra, vivimos en un mundo roto. El pecado está a nuestro alrededor. Inevitablemente, el dolor nos conmueve a todos. Incluso a nuestros hijos.

No importa cuánto tratemos de proteger a nuestros niños del dolor, sabemos que algún día nuestros pequeños se caerán y se rasparán las rodillas. Un día, es probable que encuentren un matón en el patio de la escuela. Un día, un amigo en quien confíen los traicionará. Un día, alguien a quien aman romperá sus frágiles corazones.

Cuando llegue ese día, envolveremos a nuestros niños en nuestros brazos y los secaremos las lágrimas. Los amaremos, los consolaremos y oraremos por ellos. Les ofreceremos palabras de sabiduría, aliento y esperanza. Haremos todo lo humanamente posible para que desaparezca su dolor.

Y sin embargo, por mucho que los amemos, nuestro amor palidece en comparación con el amor que nuestro Padre Celestial prodiga sobre ellos. ¡Nuestro Dios los ama infinitamente más de lo que pueden imaginar!

Cuando nuestros hijos experimentan el dolor de la vida, podemos utilizar esos momentos para ayudarlos a crecer en su amor, conocimiento y comprensión de su Padre Celestial, quien los creó y los ama más que nosotros. Podemos ayudar a nuestros hijos a comprender no solo quién es Dios en sus cabezas, sino también a desarrollar una relación tangible con Él en sus corazones. Entonces, tendrán la fuerza para enfrentar un mundo de desafíos desconocidos, cuando no estemos a su lado.

Una de las mejores maneras de empoderar a nuestros niños es hablarles las palabras de Dios y enseñarles a guardarlas en sus corazones para que puedan recordarlos fácilmente en momentos de necesidad (Salmo 119: 9-16).

Es particularmente importante para ellos escuchar a Dios hablar de su gran amor por ellos directamente a través de la Biblia. Aquí hay algunos versículos clave de la Biblia que refuerzan a nuestros hijos lo mucho que Dios los ama:

El Señor tu Dios está contigo, el poderoso guerrero que salva. El se deleitará mucho en ti; en su amor ya no te reprenderá, sino que se regocijará contigo cantando. - Sofonías 3:17

 

Así que no temas, porque estoy contigo; no te desanimes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; Yo te defenderé con Mi diestra mano derecha. - Isaías 41:10

Echa toda tu ansiedad en Él porque Él se preocupa por ti. - 1 Pedro 5: 7

Y sabemos que en todas las cosas Dios obra por el bien de aquellos que lo aman, que han sido llamados de acuerdo con su propósito - Romanos 8:

Porque estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni los poderes, ni la altura, ni la profundidad, ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrán separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor - Romanos 8: 38-39

Él limpiará cada lágrima de sus ojos. Ya no habrá más muerte, duelo, llanto ni dolor, porque el viejo orden de cosas ha pasado. - Apocalipsis 21: 4

A medida que pasamos tiempo de devoción diario con Dios, ¡hagamos hincapié en resaltar versículos especiales sobre el amor personal y la compasión de Dios por nosotros que podamos compartir con nuestros hijos!

 

Condensado de "aben Nuestros Niños cuánto Dios los Adora" por Ramona Vincent de faithgateway.com

EspañolVanessa Pardo