8 de marzo del 2019

iglesia-sunset-miami-kids-corner.jpg

Clase dominical

Nuestro currículo se titula Estudios Bíblicos para la Vida.  Las lecciones de esta semana son:

Pre-escolar (Español): El buen samaritano

Pre-escolar (Inglés): The Good Samaritan

Primaria (Todos): The Good Samaritan/El buen samaritano

Por favor, tómese el tiempo para mirar las páginas de actividad que sus hijos traen a casa. Encontrarás la historia bíblica, la lectura de las Escrituras sugeridas para la semana e instrucciones para descargar la aplicación Bible Studies for Life.

Nos encanta ver a tus hijos en la clase bíblica. Cuanto más frecuentemente vienen, más probabilidades tienen de entablar relaciones más sólidas con los otros niños y con los maestros. ¡Esperamos verte el domingo!

Reconocimentos

-Nicole Leon fue una buena ayudante.
-Aubrey Lopez fue una buena ayudante.
-Oliver Lowrance recordó decirle a su familia del plan de lectura de la Biblia diario.
-Samuel Henriquez hizó un gran trabajo en su proyecto de clase.
-Levi Parsard cumple años marzo 12.
-Levi Parsard dirigió los cantos de la clase.
-Maya Pino fue una gran ayudante.
-Katherine Ruiz participó en clase.
-Lyla Sensing dirigió los cantos de la clase.
-Dayleen Valdes trajó un regalo para Compassion International.
-Samuel Valladares hizó un gran trabajo en su proyecto de clase.
-Estos estudiantes en la clase Preescolar contestaron preguntas sobre la lección: Henry Lowrance, Levi Parsard, Maya Pino, y Lyla Sensing.
-Estos estudiantes en la clase de Kínder – 2do grado trabajaron como equipo: Giovanni Delisma, Oliver Lowrance, Aiden Martinez, Luke Parsard, Logan Sensing, y Weston Sensing.
-Estos estudiantes de la clase de 3ro – 5to grado leyeron de la Biblia: Jassiel Baez, Jedany Baez, Jonathan Delisma, y Dayleen Valdes.

Marque su calendario

Domingo
Clase Bíblica 

Miércoles
Club de Awana 

Marzo 10
3ro–5to Grado Picnic
Cambiar reloj

Marzo 23
Bar-B-Que

Marzo 27
NO AWANA durante Vacaciones de primavera

March 29
Noche de Alabanza

Marzo 31
Area Wide Singing y Noche de Familia


Para los padres

La tradición de la Cuaresma y el ayuno (o renunciar a algo) no es tradicional para la mayoría de los cristianos evangélicos, hay un creciente interés entre muchos creyentes en usar estas semanas antes de la Pascua para acercarse a Cristo, recordar su sacrificio y preparar nuestros corazones para celebrar ¡Su resurrección! En su popular libro 40 Días de Disminución, la autora cristiana Alicia Britt Chole nos invita a considerar la Cuaresma como el inicio de un tiempo de disminución, una forma diferente de ayunar. 40 Días de Disminución te invita a adelgazar tu vida para engrosar tu comunión con Dios.

Como escribe Chole, “nuestro enfoque es despejar nuestros corazones de las cosas que nos pesan y bloquean nuestra visión y la de otros de Jesús. Porque gran parte de la razón por la que estamos aquí en la tierra es para ver a Jesús y hacer que otros lo vean a través de nosotros ". Sé bendecido por este extracto exclusivo ...

*

"Es necesario que El crezca, y que yo disminuya". - Juan el Bautista (Juan 3:30)

La disminución es una necesidad espiritual. Juan el Bautista fue el primero entre los seguidores de Jesús en captar su poder contracultural. La comprensión de Juan de "menos es más" fue espiritualmente profunda. Gabriel había anunciado el llamado a la vida de Juan a Zacarías antes de que Juan fuera concebido: Juan fue el que "en el espíritu y poder de Elías. . . [prepararía] un pueblo dispuesto para el Señor” (Lucas 1:17).

En muchos sentidos, Juan vivió un estilo de vida de Cuaresma los 365 días del año. Su dieta era estrecha, sus posesiones eran mínimas y su enfoque era eterno. Pero la disminución para Juan fue menos sobre sus posesiones y más sobre la atención. Su anhelo era atraer la atención y la lealtad de su generación hacia el Mesías. Desde la perspectiva de Juan, el verdadero valor de las personas verlo a él era que la gente estaría en posición de ver a través de él y mirar a Jesús. Al disminuir voluntariamente, Juan aumentó la visión de otros sobre el Salvador.

La atención no es innatamente mala. Se convierte en algo malo cuando se usa como un fin egoísta en lugar de un medio para servir a Dios. Aquellos que dirigen la atención como un medio y no como un final están de pie y sirven fuerte, sabiendo que todos los dones vienen de Dios y, por lo tanto, pueden llamar la atención hacia Dios.

Juan disminuyó para que otros pudieran ver el Cordero. Juan disminuyó para que otros pudieran seguir a Aquel que lo precedió y superó (Juan 1:30). Juan disminuyó para que el Mesías se revelara en la vida de Juan. Que nuestra disminución también incremente la visión de nuestra generación de Jesús.

Condensado de " Cuaresma: Él debe aumentar, debo disminuir" por Lee Strobel de faithgateway.com.

EspañolVanessa Pardo