13 de abril del 2018

iglesia-sunset-miami-kids-corner.jpg

Clase dominical

Nuestro currículo se titula Estudios Bíblicos para la Vida.  Las lecciones de esta semana son:

Pre-escolar (Español): La bienvenida a Jesús

Pre-escolar (Inglés): Breakfast with Jesus

Primaria (Todos): Peter Had Breakfast with Jesus/ Pedro desayunó con Jesús

Por favor, tómese el tiempo para mirar las páginas de actividad que sus hijos traen a casa. Encontrarás la historia bíblica, la lectura de las Escrituras sugeridas para la semana e instrucciones para descargar la aplicación Bible Studies for Life.

Nos encanta ver a tus hijos en la clase bíblica. Cuanto más frecuentemente vienen, más probabilidades tienen de entablar relaciones más sólidas con los otros niños y con los maestros. ¡Esperamos verte el domingo!

Reconocimentos

-Caleb Bergman leyó la Biblia en clase.
-Jonathan Delisma leyó la Biblia en clase.
-Audrey Harris preguntó cómo compartir la Biblia con un amigo.
-Marissa Navarro leyó la Biblia en clase.
-Dustin Padilla esta de cumpleaños hoy.
-Dustin Padilla leyó la Biblia en clase.
-Fernando Pando estará de cumpleaños el 17 de abril.
-Luke Parsard recuerda y aplica información previamente aprendida sobre Jesús.
-La clase preescolar tuvo una buena participación de Holden Bonds, Alexis Kiddoe, Henry Lowrance, Oliver Lowrance, Levi Parsard, Maya Pino, Lucas Solórzano y Olivia Suárez.
-La clase de K-2nd Grade tuvo una buena participación de Jacob Bergman, Giovanni Delisma, Natalie Harris y Luke Parsard

Marque su calendario

Domingo
Clase Bíblica 

Miércoles
AWANA 

20 de abril
Noche de Alabanza

29 de abril
“Sunset Sirve”
Empaque de un millón de alimentos

6 de mayo
Picnic de Preescolar

13 de mayo
Dia de Madre
Niños con padres durante el servicio

19 y 20 de mayo
El Entrenamiento de Maestros

30 de mayo
Ultima día de Awana


Para los padres

“Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará.” Proverbios 22:6

Esta es una verdad general, no una promesa específica. Sin embargo, queremos crear una cultura familiar que nos permita pastorear sus corazones.

Un estudio reciente de LifeWay Research entrevistó con los asistentes a la iglesia que tienen hijos adultos de 18 a 30 años para descubrir qué prácticas de crianza eran comunes cuando los jóvenes adultos seguían siendo fieles.

La investigación (compilada ahora en el nuevo libro denomindado "Nothing Less") indicó que los niños que permanecieron fieles como adultos jóvenes crecieron en hogares donde estaban presentes ciertas prácticas.

LECTURA BÍBLICA - El factor más importante fue la lectura de la Biblia. Los niños que regularmente leen la Biblia mientras crecían tenían más probabilidades de tener una vida espiritual vibrante una vez que se hicieron adultos. Esto no es sorprendente. La Palabra de Dios es poderosa. La Biblia presenta la gran historia de nuestro mundo y nos ayuda a interpretar nuestras vidas y tomar decisiones dentro del marco de una cosmovisión bíblica. La lectura de la Biblia es un recordatorio constante de que vivimos como seguidores de Dios. Nuestro Rey ha hablado. Él reina sobre nosotros. Queremos caminar en su camino.

ORACIÓN Y SERVICIO - Dos factores más siguen de cerca: oración y servicio en la iglesia. La práctica de la oración no especificaba si era privada o corporativa, antes de las comidas o antes de acostarse, o en la mañana. Pero la oración estaba presente.

Tenga en cuenta que el factor relacionado con la iglesia es sobre el servicio, no solo la asistencia. No era que los padres llevaran a sus hijos a la iglesia, sino que los incluían en la iglesia a través de la avenida de servicio. El hábito de servir a otros probablemente formó a estos jóvenes adultos de una manera que les impidió identificarse como un "consumidor" de la iglesia, sino como un contribuyente a la construcción del pueblo de Dios.

CANTO DE CANCIONES CRISTIANAS - Lo que quizás te sorprenda es qué tan alto en la lista estaba este factor: escuchando principalmente música cristiana. La música cristiana contemporánea tiene una mala reputación en estos días, generalmente por ser más inspiradora que teológica. Aún así, no debemos descartar la verdad detrás de la antigua observación de Agustín de que cantamos la verdad en nuestros corazones. Cuando cantamos juntos como congregaciones y cuando alabamos a Dios por nuestra cuenta o cantamos canciones que fortalecen nuestra fe, reforzamos la belleza de nuestra fe. (También fue digno de mención el hallazgo más bajo en la lista, que escuchar principalmente música secular era un indicador que afectaba negativamente la vida espiritual).

CULTURA, NO PROGRAMAS - Por décadas, muchos cristianos han asumido que ciertos programas de la iglesia son los factores clave en el desarrollo espiritual de un niño: EBV, Escuela Dominical, Grupo de Jóvenes, y así sucesivamente. Pero la investigación muestra que estos programas tienen un impacto cuando están conectados a hábitos consistentes de oración, lectura de la Biblia, alabanza y servicio. Es la cultura de la familia y la iglesia, y que integran a los niños y jóvenes en las disciplinas espirituales, no la forma en que más importa

También es notable el impacto del ejemplo de los padres de leer las  Escrituras, tomar parte en proyectos de servicio, compartir su fe y pedir perdón después del pecado. En otras palabras, cuanto más se modelaba la vida cristiana alegre y arrepentida, más probable era que los niños permanecieran en la fe.

EL PODER DE LA IMITACIÓN Y EL ENTORNO: Nadie debería suponer que existe una fórmula infalible para lograr el resultado de un niño fiel. Pero tampoco subestimes el poder del Espíritu para trabajar en el entorno que creas para tu hogar. Nada menos muestra que hay poder en la fiel imitación cristiana. Los niños son más propensos a arrepentirse y pedir perdón cuando han visto a sus padres hacerlo, y cuando han experimentado la gracia en las relaciones humanas. Es más probable que los niños aspiren al cristianismo fiel cuando ven el servicio alegre como una virtud modelada en el hogar.

¿Qué tipo de cultura queremos en nuestros hogares e iglesias? ¿Qué espacio estamos creando para que nuestros hijos florezcan? ¿Cómo estamos alentando a nuestras familias en la Palabra de Dios? ¿Cómo estamos modelando la oración y el arrepentimiento? ¿Cómo se ve la fidelidad en nuestro hogar? ¿Cuáles son las canciones que están en nuestros corazones y en nuestros labios? ¿Cómo estamos cumpliendo la Gran Comisión? Hagamos estas preguntas y roguemos a Dios que trabaje en nosotros y a través de nosotros, para su gloria y el bien de nuestras familias.

 

Condensado de "Los Padres, Tome Nota de las Prácticas Espirituales Comunes a los Niños que Florecen Como Adultos" por Trevin Wax de thegospelcoalition.org

 

EspañolVanessa Pardo