17 de mayo del 2019

iglesia-sunset-miami-kids-corner.jpg

Clase dominical

Nuestro currículo se titula Estudios Bíblicos para la Vida.  Las lecciones de esta semana son:

Pre-escolar (Español): Jesús oró en el huerto

Pre-escolar (Inglés): Jesus Prayed in the Garden

Primaria (Todos): Jesus Prayed in the Garden/Jesús oró en el huerto

Por favor, tómese el tiempo para mirar las páginas de actividad que sus hijos traen a casa. Encontrarás la historia bíblica, la lectura de las Escrituras sugeridas para la semana e instrucciones para descargar la aplicación Bible Studies for Life.

Nos encanta ver a tus hijos en la clase bíblica. Cuanto más frecuentemente vienen, más probabilidades tienen de entablar relaciones más sólidas con los otros niños y con los maestros. ¡Esperamos verte el domingo!

Reconocimentos

-Caleb Bergman leyó la Biblia en clase.
-Jacob Bergman ayudó a preparar el aula.
-Brenda Emokah dirigió a la clase en un canto.
-Vanessa Emokah ayudó a un compañero de clase.
-Aubrey Lopez ayudó a un compañero de clase.
-Henry Lowrance dirigió a la clase en un canto.
-Levi Parsard trabajó en un juego de emparejamiento en clase.
-Luke Parsard hizo comentarios que ayudaron a la clase.
-Maya Pino trabajó en un juego de emparejamiento en clase.
-Angela Solorzano dirigió a la clase en un canto.
-Dayleen Valdes trajo un regalo para Compassion International, leyó de la Biblia y ayudó a traducir a un visitante.
-Samuel Valladares trabajó en un juego de emparejamiento en clase.
-En la clase de Kindergarten-2nd Grado estos niños compartieron amablemente: Jacob Bergman, Derek Gonzalez, Luke Parsard, y Sammy Pino.

Marque su calendario

Domingo
Clase Bíblica 

Miércoles
Club de Awana 

 Mayo 29
Ultima noche de Awana

Junio 1
Reunión de Lideres de Ministerios

 Junio 9
Picnic de 3ro-5to Grado 

Junio 12
Comienzo del Club de Verano


Para los padres

El amor de los padres por sus hijos puede hacer que hagan cosas peculiares. Como quedarse hasta la 1 de la mañana pegando brillo en un proyecto de clase de segundo grado. O manejando 40 millas para entregar un solo taco de fútbol. O, tal vez, sobornando a sus adolescentes para ir a una universidad elegante. Pero una de las cosas más extrañas que hacen los padres es amar a sus hijos más que a sus parejas.

Antes de llamar a servicios infantiles, déjeme ser claro: por supuesto, debe amar a sus hijos. Por supuesto, hay que poner sus necesidades primero. Pero hacerlo también es una obviedad. Los niños, con sus necesidades urgentes y a menudo difíciles de determinar, atraen la devoción fácilmente. Los cónyuges no necesitan ser alimentados y vestidos o secar sus lágrimas y no son tan lindos. Amar a tus hijos es como ir a la escuela, realmente no tienes opción. Amar a tu cónyuge es como ir a la universidad: depende de ti presentarse y participar.

Entonces, ¿por qué hacer el trabajo más difícil para el ser menos adorable y más capaz en tu vida?

Una razón, en realidad, es por los niños. Investigaciones sugieren firmemente que los niños cuyos padres se aman son mucho más felices y más seguros que los criados en un entorno sin amor. Tienen un modelo no solo de cómo se ve una relación, sino también de cómo las personas deben tratarse entre sí.

Los estudios diarios, en los que los padres registran sus actividades diarias cada noche, han demostrado que las tensiones mal manejadas entre una pareja tienden a extenderse a las interacciones de los padres con sus hijos, especialmente para los padres.

. Otros estudios han encontrado que los niños cuyos padres a menudo son hostiles entre sí se culpan por los combates y les va peor en la escuela. De hecho, una encuesta en 2014 en 40,000 hogares del Reino Unido reveló que los adolescentes eran más felices en general cuando sus madres estaban felices con sus relaciones con sus parejas masculinas. Y esto es para los padres que permanecen juntos; los resultados para los hijos del divorcio, incluso en los días de desacoplamiento consciente, son, en general, más oscuros. Una de las mejores cosas que puede hacer por sus hijos es amar a su cónyuge.

Si alguna vez lo supimos, lo hemos olvidado. Cuando Pew Research preguntó a los jóvenes en 2010 si los niños o un buen matrimonio eran más importantes para una vida feliz, los niños ganaron por un margen tres veces más grande que cuando los investigadores preguntaron a la generación anterior en 1997. Pero apostar toda su alegría a la descendencia es una estrategia traicionera a corto plazo. Los niños pequeños se convierten en adolescentes, que responden cualquier muestra pública de calidez con repulsión, sospecha o mal humor. Luego se van. Los niños adultos no quieren ser el objeto de todo tu afecto o el repositorio principal de todos tus sueños, del mismo modo que nunca quisiste escuchar sus recapitulaciones completas de Patrulla Canina. Si han hecho su trabajo como padres, un día su casa solo lo tendrá a usted, a su pareja y a los dispositivos para enviar mensajes a sus hijos que luego ignorarán.

Los padres pueden involucrarse tanto en la empresa de crianza de niños, especialmente en estos tiempos de ansiedad, que se convierte de una tarea que están asumiendo como equipo al único punto de la existencia del equipo. Algunos terapeutas dicen que esto es lo que está detrás de la duplicación de la tasa de divorcios entre las personas mayores de 50 años y la triplicación entre los mayores de 65 años en los últimos 25 años: es una división de nidos vacíos.

El gerontólogo Karl Pillemer, de la Universidad de Cornell, quien entrevistó a 700 parejas para su libro de 2015, 30 lecciones para amar, dice que uno de sus mayores descubrimientos fue lo peligroso que era "el borrón de la edad media" de los niños, las actividades y el trabajo para las relaciones personales. "Fue increíble los pocos que pudieron recordar una vez que pasaron solos con su pareja; era a lo que habían renunciado", me dijo. "Una y otra vez, la gente vuelve a la conciencia a los 50 o 55 años y no puede ir a un restaurante y tener una conversación".

La única forma de prevenir esta triste metamorfosis es recordar que los niños no son la razón por la que se unieron; son un proyecto muy absorbente que han emprendido entre ustedes, como un rompecabezas tridimensional en movimiento que responde y deja su ropa interior en el baño. No quieres enfocarte tanto en eso, que ya no se podrán entender entre si mismos.

Condensado de " Why You Shouldn’t Love Your Kids More than Your Spouse " por Belinda Luscombe de time.com.

EspañolVanessa Pardo