22 de junio del 2018

iglesia-sunset-miami-kids-corner.jpg

Clase dominical

Nuestro currículo se titula Estudios Bíblicos para la Vida.  Las lecciones de esta semana son:

Pre-escolar (Español): La Iglesia de Antioquía

Pre-escolar (Inglés): Jesus Healed 10 Lepers

Primaria (Todos): Jesus Healed 10 Lepers/Jesús sanó a 10 leprosos

Por favor, tómese el tiempo para mirar las páginas de actividad que sus hijos traen a casa. Encontrarás la historia bíblica, la lectura de las Escrituras sugeridas para la semana e instrucciones para descargar la aplicación Bible Studies for Life.

Nos encanta ver a tus hijos en la clase bíblica. Cuanto más frecuentemente vienen, más probabilidades tienen de entablar relaciones más sólidas con los otros niños y con los maestros. ¡Esperamos verte el domingo!

Reconocimentos

-Sophia Bárcenas participó en clase.
-Cashton Best era un entusiasta ayudante en clase.
-Alfonso Corro participó en clase.
-Gio Delisma escuchó bien y respondió preguntas rápidamente.
-Destiny Madruga cumple años el 28 de junio.
-Daniela Pérez cumple años el 25 de junio.
-Logan Sensing participó en clase.
-Robert Skinner cumple años el 25 de junio.
-Isabella Solórzano participó en clase.
-La clase preescolar tuvo una buena participación de: Brayleigh Harris, Jayce kiddoe, Sammy Pino, y Angela Solorzano.
-La clase de 3 ° -5 ° Grado tuvo una gran participación general.

Marque su calendario

Domingo
Clase Bíblica 

Miércoles
AWANA 

8 de julio
Picnic de grados K-2º

12 de agosto
Picnic Pre-escolar

26 de agosto
Domingo regreso a clases

2 de septiembre
Promociones de la clase bíblica


Para los padres

Todos han escuchado la Regla de Oro: "Haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti". Es una de esas reglas básicas que los padres les dicen a sus hijos que sigan. Pero podemos estar mostrando a nuestros hijos algo diferente.

Aquí hay tres formas en que a veces malinterpretamos o aplicamos mal la preciada Regla de Oro:

1. Haz a los demás para que te hagan algo bueno.

Esta actitud es realmente una manipulación disfrazada de bondad. Este giro en la regla de oro es tratar a los demás muy bien, no porque lo apreciaríamos si nos trataran de esa manera, pero ahora podemos esperar cosas buenas de ellos. Es que te rasqué la espalda ... ahora mejor que rasques la mía de alguna manera. El espíritu de la Regla de Oro es tratar a los demás como usted desea ser tratado sin expectativas de una manera u otra de cómo podrían tratarlo a cambio. Es un cónyuge que piensa, lo ayudé con XYZ sin que me lo pidieran, así que espero obtener una respuesta favorable a mis avances físicos esta noche. Es un padre que piensa, ayudé a mi hijo con su tarea, ahora espero que mi hijo se vaya a la cama sin quejarse.

2. Haz a los demás precisamente lo que quieres que te hagan a ti.

Esto es similar a la primera manipulación, pero con una expectativa muy específica. En lugar de solo esperar algo positivo a cambio, esta forma retorcida de la Regla de Oro dice, te rascaré la espalda ... ahora es mejor que me rasques la mía de la misma manera. En una familia, especialmente, esto puede ser desastroso porque comunica que hay pocas formas limitadas de expresar adecuadamente el amor y el cuidado mutuo. Si te hago esto, te meto en mis propios zapatos en lugar de ponerme humildemente en tus zapatos para entender tus necesidades y deseos. Es un cónyuge que piensa, lo ayudé con XYZ, ahora espero que cuando necesite XYZ, me ayude sin quejas ni indicaciones. Es un padre que piensa, ayudé sin queja cuando mi hijo necesitó ayuda en el último minuto, ahora es mejor que lo haga cuando necesite ayuda inesperada.

3. Haz a los demás antes de que ellos te hagan a ti.

Esta vieja broma es un giro cínico de la Regla de Oro, y nos obliga a mirar a los demás con ojos escépticos y cautelosos. Este enfoque es que te apuñalaré en la espalda antes de que me apuñales. Es la vista opuesta a la Regla de Oro que inflige el dolor y evita el dolor. La verdad es que para vivir la Regla de Oro tenemos que tomar riesgos positivos con personas que de hecho pueden atacarnos o ignorarnos.

Pero su respuesta no cambia el hecho de que cuando elegimos hacer lo correcto y tratarlos bien, entonces hemos seguido correctamente la Regla, lo hagan o no. Es el cónyuge que piensa, voy a presionar sus botones antes de que él / ella tenga la oportunidad de empujar los míos y ponerme en marcha. Es el padre quien dice, voy a dejar que mi hijo sepa que veo venir sus quejas obstinadas antes de que diga una palabra, ¡así que reciben el mensaje fuerte y claro de que no lo aprecio!

Todos estamos inclinados hacia el egocentrismo, y todos necesitamos ayuda con la Regla de Oro de vez en cuando. Nos guía sobre cómo tratar a los demás cuando nos sentimos tentados a dañarlos y también cuando estamos luchando para perdonar cuando nos han ofendido.

Condensado de "Tres Maneras en que Estás Enseñando la Regla de Oro Equivocadamente" por Mark Merrill de markmerrill.com

 

EspañolVanessa Pardo