27 de julio del 2018

iglesia-sunset-miami-kids-corner.jpg

Clase dominical

Nuestro currículo se titula Estudios Bíblicos para la Vida.  Las lecciones de esta semana son:

Pre-escolar (Español): Pablo y Silas

Pre-escolar (Inglés): Paul’s First Journey

Primaria (Todos): Paul’s First Journey/El primer viaje de Pablo

Por favor, tómese el tiempo para mirar las páginas de actividad que sus hijos traen a casa. Encontrarás la historia bíblica, la lectura de las Escrituras sugeridas para la semana e instrucciones para descargar la aplicación Bible Studies for Life.

Nos encanta ver a tus hijos en la clase bíblica. Cuanto más frecuentemente vienen, más probabilidades tienen de entablar relaciones más sólidas con los otros niños y con los maestros. ¡Esperamos verte el domingo!

Reconocimentos

-Caleb Bergman ayudo en clase.
-Jacob Bergman fue servicial y cortés en clase.
-Valentino Collado participó en clase.
-Jonathan Delisma fue útil y participó en clase.
-Adanna Emokah participó en clase.
-Manuel Lameda cumple años el 28 de agosto.
-Alexa Melgar cumple años el 29 de agosto.
-Christine Orosa ayudo en clase.
-Levi Parsard fue un gran ayudante en clase.
-Sammy Pino fue una gran ayuda en clase.
-Angely Reyes cumple años hoy.
-Katherine Ruiz hizo un buen trabajo en clase.
-La clase de Kínder a 3er grado hizo un gran papel con un juego de Libros de la Biblia: Jacob Bergman, Lincoln Bonds, Gio Delisma, Vanessa Emokah, Nicole Leon y Luke Parsard.

Marque su calendario

Domingo
Clase Bíblica 

Miércoles
El Club Bíblico de Verano

12 de agosto
Picnic Pre-escolar

26 de agosto
Domingo regreso a clases

2 de septiembre
Promociones de la clase bíblica


Para los padres

Leí un artículo que recientemente entrevistó a una esposa de tres años sobre las lecciones más importantes que está aprendiendo en el matrimonio. Ella dijo que a veces uno tiene que cargar al otro, y cómo parece funcionar que, cuando está atravesando un momento difícil, su marido no, y viceversa.

Así fue para mí y para mi esposo al principio también. Pero luego, llegaron los días cuando ambos estábamos estresados y no queríamos cuidar a nadie. Por supuesto, justo en el momento en que aprendimos cómo superar esto, nuestros niños también comenzaron a experimentar estrés. Algunos días nos convertimos en una bola de tensión familiar, ninguno de nosotros queriendo cuidar a los demás y, en cambio, gritar el uno al otro para superar sus problemas por nuestro bien.

Esto es muy divertido (excepto lo opuesto exacto).

Por ejemplo, miren esta semana pasada: colectivamente tuvimos exámenes medio plazo, proyectos, problemas con los amigos, hormonas, problemas de trabajo y problemas con la familia extendida. Cada miembro de la familia mantuvo la cordura en público, pero una vez en la seguridad de nuestro hogar con las personas que se ven obligadas a vivir, nos convertimos en ruinas miserables.

Mas diversión.

Entonces, para administrar toda esta "diversión", he aquí algunas ideas que intento la próxima vez que todos estemos en ruinas:

Ayuda a todos a mantener la perspectiva. Presta atención a los momentos en que todos comienzan a chasquear el uno al otro. Dale un poco de gracia extra y deja que los demás sepan si necesitas lo mismo. Recuérdense (amablemente) que el estrés terminará y que todos están juntos en esto. Trabajen juntos, no en contra de los demás.

Encuentra maneras de conectarte. Sí, todos tienen demasiado que hacer, pero durante estos momentos de mucho estrés, tómense tiempo para conectarse. Crea una prioridad para tener al menos una comida juntos durante la semana. Tal vez sea una fiesta familiar de helados nocturnos. Crea una noche de juegos familiares o mira una película cuando no hay absolutamente ningún momento para ello. Cuando todos pueden sentarse juntos sin agenda, recuerdan que están del lado de cada uno.

Para nuestra familia, necesitamos estos momentos solo para recordar que nos amamos.

Aligera la situación. A veces, cuando todos los integrantes de la familia están tensos, todos nos tomamos muy en serio. Por ejemplo, el otro día mis tres hijos subieron al auto después de la escuela y estaban súper gruñones. Yo tampoco estaba teniendo el mejor día. En lugar de alimentar la gruñiría, traté de aligerar las cosas bailando y cantando junto a la radio. Fue tan ridículo que todos nos pusimos a aullar. Ayudó inmensamente.

Haz que todos hablen. Con demasiada frecuencia en nuestras temporadas de alta tensión, reaccionamos negativamente con los miembros de nuestra familia porque están "seguros". Llegamos a casa y sacamos nuestras frustraciones en las personas que no tienen la culpa. Para detener este patrón, comience con usted mismo y comunique lo que está sintiendo y por qué. Aliente a los miembros de la familia a compartir la raíz de su enojo o malas actitudes. Esto no solo ayuda a todos a apoyarse unos a otros, sino que también les recuerda a los miembros de la familia que no son la fuente de la lucha.

Lo mencioné antes, pero gracia es lo que necesitamos aprender en temporadas de gran estrés. La mejor acción que podemos hacer para ser más elegantes como familia es la oración. Cuando el momento llegue a ser demasiado, deténgase y ore. Dile al Señor que estás abrumado y pídele paz.

¡Inténtalo! La próxima vez que tu familia se encuentre en un momento estresante, trae a todos a la sala y ten cinco minutos de "tiempo para gritar". Reconoce: "Todos estamos estresados en este momento, vamos a gritar". Es tan ridículo que solo podría ayudar.

Condensado de "El Estress de Familia es Divertido (excepto todo lo contrario)" por Leneita Fix de mylifetree.com.

EspañolVanessa Pardo