iglesia-de-cristo-en-sunset-acerca

Lo Que Creemos

 

Dios

Nosotros creemos que hay un ser divino que ha existido eternamente. Dios es el Creador, Gobernador y Sustentador del universo. El existe y se revela a sí mismo a la humanidad en tres distintas, e igualmente personalidades divinas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El es la personificación de amor puro y profundamente desea un relación personal, eterna y amorosa con nosotros. (Génesis 1:1, 26-27, Salmos 90:2; 2 Corintios 13:14; 1 Pedro 1:2)

 

Jesús

Jesús de Nazaret es el Hijo eterno de Dios y es igual con el Padre. Jesús voluntariamente escogió tomar la humanidad, fue concebido del Espíritu Santo y la Virgen María, nacido ambos totalmente humano and totalmente divino. El vivió una vida sin pecado y se ofreció a sí mismo como el sacrificio perfecto por los pecados de todas las personas muriendo en una cruz. El resucitó de los muertos después de tres días para demostrar Su poder sobre el pecado y la muerte. Jesús ha traído el dominio del reino de Dios a este mundo. El ascendió al cielo y retornara otra vez algún día. (Mateo 1:22-23; Juan 1:1-18; 14:10-30; Hebreos 4:14-15; 1 Corintios 15:3-4; Romanos 1:3-4; Hechos 1:1-11; Tito 2:13)

 

El Espíritu Santo

El Espíritu Santo es igual con el Padre y Jesús, el Hijo de Dios. El vive en cada seguidor de Cristo desde el momento de salvación. El nos provee con el poder de vivir una vida fructífera y victoriosa, nos asiste en nuestro entendimiento de la verdad espiritual, y nos provee valor para compartir las buenas nuevas de Jesús con otros. El Espíritu Santo nos va transformando en santidad que incrementa a medida que sometemos nuestra voluntad a la de él. El también le otorga a cada seguidor de Cristo un don o dones espirituales con el propósito de servir a otros. (2 Corintios 3:17; Juan 16:7-13; 14:16-17; Hechos 1:8; 1 Corintios 2:12; 3:16; 12:4-11; Efesios 1:13; Gálatas 5:25; Efesios 5:18; Romanos 6:11-13)

 

Oportunidades Para una Nueva Vida

Nosotros creemos que Dios creó toda la humanidad a su imagen para vivir en una relación con él. Al ser hecho a la imagen de Dios, estamos diseñados para tener relaciones. Pero por nuestra rebelión voluntariosa contra Dios, somos alejados de él y consecuentemente perdidos y sin esperanza. Jesucristo es nuestra única esperanza para la reconciliación mediante el perdón. Salvación – el perdón de nuestros pecados y liberación por el poder del Espíritu de Cristo – no puede ser ganado, pero es gratuitamente otorgado por la gracia de Dios mediante el sacrificio de Jesús. Nos conectamos con esta gracia, regalo de Dios, cuando por fe rendimos nuestras vidas al bautismo. (Hechos 4:12; 2:38; Romanos 3:23-24; Romanos 5:1-11, 6:1-11, Efesios 2:8-10; Colosenses 2:10-12; 1 Pedro 3:21; Tito 3:4-6)

 

La Biblia

Nosotros creemos que La Biblia es la “carta de amor” de Dios revelando su carácter a la humanidad y Su Palabra escrita. El proceso que Dios usa para darnos Su Palabra se llama inspiración, lo que significa que respirado por Dios, lo que hace la Biblia precisa, fidedigna y completamente digna de confianza. Nos dice quien es Dios, por que El nos ama, y cuales son sus planes para nosotros. Aceptamos la Biblia como la autoridad final en determinar como debemos comportarnos (vivir nuestras vidas) y lo que debemos creer (doctrina). (Salmos 19:7-11; Salmos 119:105, 160; Juan 17:17; 1 Tesalonisenses 2:13; 2 Timoteo 3:14-17; 2 Pedro 1:20-21; 1 Timoteo 4:1, 17)

 

Sobre la Salvación

Necesitamos salvación porque hemos pecado. El pecado nos separa de Dios quien desea una relación con nosotros. Es imposible para ningún hombre restaurar esa relación rota con Dios mediante alguna cantidad de bondad, hechos religiosos o por pertenecer a una iglesia. No podemos adquirir merito o llegar a una relación justa con Dios por nuestros propios esfuerzos. La muerte de Jesús no fue un accidente. Fue el plan de Dios desde el principio salvarnos de nuestros pecados mediante la muerte de Jesucristo. La Biblia le llama al acto de amor de Dios, gracia. Su gracia es Su regalo a nosotros. La manera que recibimos su regalo es entrando en una relación con Jesús poniendo nuestra confianza y fe en El. Cuando decidimos que seguimos a Jesús por el resto de nuestras vidas, demostramos nuestra confianza en Jesus obedeciendo su mandamiento de sumergirnos (bautizarnos) en agua demostrando la muerte, entierro y resurrección de Jesús. (Isaías 59:2; Juan 3:16; Juan 14:6; Hechos 2:37-39; Romanos 3:10, 11, 23; Romanos 6:3-4; Romanos 6:23; 1 Corintios 15:1-4; Efesios 2:1-10; Tito 3:3-8)

 

Nuestro Patrimonio

Sunset es una iglesia no-denominacional que es parte de una hermandad mundial comúnmente conocida como las Iglesias de Cristo. Congregaciones dentro de esta hermandad son autónomas pero ligadas por convicciones compartidas derivadas de la palabra de Dios. Nuestro patrimonio está arraigado al Movimiento de Restauración, un esfuerzo de siglos de parte del Espíritu de Dios y el pueblo de Dios para llamar a los creyentes a una relación con Cristo y cada una basada en la autoridad de la palabra de Dios. Nos esforzamos en ser únicamente cristianos mientras reconocemos que no somos los únicos cristianos.